Blogia
cantina

Sandwiches Chillanejos


Chillanejos se atreven con las nuevas variedades del tradicional sandwich.
[Carolina Marcos] [Chillán, Chile] Invocados a la hora del almuerzo, a media tarde o para calmar el bajón producido por el carrete, cualquier momento sirve si de compartir un sandwich se trata, y en Chillán las opciones son tan variadas como llamativas. La esquina de las calles Sargento Aldea y Arturo Prat se ha convertido en el Rincón de Ebenezer, un local de comida rápida al paso levantado hace más de 30 años por Aurora Villagra, querida comerciante del sector Mercado. Allí se atiende desde las 5.30 de la mañana hasta las 21 horas y la vedette a toda hora es la mechada palta y mayo. Según cuenta la dependiente de turno, a los clientes les agrada la consistencia de la media marraqueta de pan francés, porque muchas veces el sandwich sirve de desayuno y también de almuerzo.
Todo en Ebenezer es acompañado de chancho en piedra casero y las infaltables sopaipillas. "Muchos también vienen a componer la caña", cuentan entre risas quienes atienden el local de Aurora.

El Barros Luco Es el Rey
En la Fuente Alemana, el sandwich con más salida es el tradicional Barros Luco, producto que debe su nombre al Presidente Ramón Barros Luco (1910-1915). En plena celebración del primer centenario de la nación, el Mandatario disfrutaba de la mezcla de vacuno y queso caliente en la Confitería Torres de Santiago y el nombre del sandwich se acuñó hasta hoy.
En la Fuente Alemana, el jefe del local de Arauco, Leonardo Yáñez, cuenta que diariamente se preparan alrededor de 150 sandwich. "Y el Barros Luco se lleva un tercio de las preparaciones", asegura. Las horas peak en el tradicional local son el  almuerzo y once, y el secreto de los reconocidos sandwich radica en el pan, el que es elaborado en la misma Fuente Alemana, con más de 35 años de tradición en el tema.

El Secreto del Ñeko
Matías González entra todas las semanas al Mesón del Ñeko para disfrutar de una buena mechada con cebolla. Seguramente el nombre no le dice nada, pero se trata del hijo del destacado humorista Coco Legrand, quien se encuentra viajando periódicamente a la zona cordillerana de Ñuble. El Mesón del Ñeko es uno de los más tradicionales locales de emparedados en nuestra ciudad y las mayores salidas las generan dos de sus productos estrella. Se trata del Quitapena (mechada, choclo, palta, queso y ají) y el Mixto (churrasco, pechuga, champiñón, tomate y queso), en cualquiera de sus dos tamaños, normal o XL. Carla Sepúlveda explica que se venden alrededor de 300 diariamente, sin contar los completos, y que en general, se comercializan infinidad de preparaciones. Las horas de mayor afluencia de público y de pedidos se produce a las de las comidas, y al cerrar las discoteques de la ciudad. "También tenemos sandwich al plato", añade Carla.
El pan es otro de los éxitos ya que es fabricado por el conocido Don Leo Pan.

Un Sandwich Gourmet
Desde 1943, el Gran Hotel Isabel Riquelme ha deleitado con los más tradicionales sandwich conocidos. En aquel rincón de la ciudad, el más solicitado es el chacarero, elaborado nada menos que con filete. El chef Hernán Maldonado explica que el chacarero es la barra completa de pan francés. "Es filete de vacuno con poroto verde, tomate, ají verde y mantequilla en el pan, por ambas capas".
También en el Gran Hotel se trabaja con carne mechada, además de otros ingredientes. Hernán explica que con los años, también se han dedicado a desarrollar otras ideas en torno a los emparedados. "El sandwich es una preparación que sirve para almorzar, para cenar, o para mantenerse en pie a media tarde. Es comida al paso, rápida, la puedes comer sentado o de pie. Este producto se ha ido sofisticando, hoy usamos materias primas de calidad en su elaboración, distintos tipos de panes y mantequillas compuestas, entre otros", detalla.

13 de mayo de 2010
©la discusión

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres